Mostrando entradas con la etiqueta aprovechamiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta aprovechamiento. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de julio de 2014

TORTILLA DE QUINOA

Mis inicios en la cocina no fueron muy buenos. Recuerdo que un día mi madre me pidió que hiciese arroz blanco para comer ya que ese año ella trabajaba más lejos de la cuenta y siempre tenía que llegar un poco tarde. 
Como yo jamás lo había hecho y menos había prestado atención de como lo hacia ella, no sabía que cantidad de arroz tenía que echar por lo que supuse que como eramos cinco para comer y los granos de arroz eran tan pequeños, tendría que echar el paquete de un kilo entero. ¡Qué desastre cuando vi que aquel arroz se salia de la olla mientras cocía!. Mi hermano mellizo, como siempre me estaba pinchando empezó a hablarme sobre la bronca que me iba a caer y yo tan inocente y blandita empecé a llorar hasta que llegó mi madre. Después no pasó nada jejej. Jamás olvidaré este día.
Bueno os cuento esto porque con la quinoa pasó algo parecido. Por muchos sitios leí que se cocinaba exactamente igual que el arroz, pues yo qué hice, medí e hice la misma cantidad que solemos hacer de arroz blanco sin pensar que ese día esta se comería con verduras por lo sobró mucha. 
Pensando y pensando que hacer para no tirarla, con la pena que da tirar la comida, se nos ocurrió hacer una tortilla de quinoa y la verdad que nos gustó bastante el resultado.




INGREDIENTES:

  • 2 vasos de vino de quinoa
  • 6 huevos
  • Sal
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite
  • 1 cucharadita de levadurina
MODO DE HACER:
  • Lo primero que tenemos que hacer es lavar la quinoa en condiciones para eliminar las saponinas que son las responsables de su sabor amargo.
  • La colocamos en un bol y lo llenamos de agua hasta cubrirla, la removemos bien en este agua y escurrimos, a continuación volvemos a cubrir con agua nueva y a realiza el mismo procedimiento. A poder ser, lo hacemos unas 4-5 veces para asegurarnos que está completamente limpia.
  • Seguidamente, llenamos el bol con agua nueva y la dejamos reposar durante aproximadamente una hora, sin tocarlas. De esta forma el agua ejercerá sobre ellas una gran limpieza.
  • Una vez pasada la hora, la removemos bien en este mismo agua, tiramos el agua y ponemos, la quinoa, al chorro del agua en un cedazo.
  • Mientras pelamos, cortamos y rehogamos unos ajos en un poco de aceite.
  • Cuando la quinoa esté bien escurrida la rehogamos junto con los ajos anteriores y reservamos.
  • Batimos los huevos con la sal y la levadurina, y añadimos la quinoa. 
  • Mezclamos bien y montamos nuestra tortilla, es decir que echamos la mezcla anterior en un sartén con aceite bien caliente y cuando se haga por ese lado le damos la vuelta con ayuda de un plato o tapadera. Esperamos a que se haga por dentro poco a poco y por ese otro lado y ¡¡YA ESTÁ LISTA PARA TOMAR!!

miércoles, 9 de julio de 2014

TORTILLA DE PATATAS EN SALSA

Esta es una receta de mi abuela materna Lala, la hacía siempre que sobraba una tortilla de patatas de un día para otro y a mí me encantaba y a mis hijos les gusta mucho.
Es una receta de aprovechamiento. Ya sé que la tortilla de patatas está muy buena de un día para otro, pero también es cierto que a veces se reseca un poco y de esta forma queda muy jugosa.
SE puede hacer con una tortilla de patatas recién hecha y está igualmente buena.



INGREDIENTES:
  • 1 tortilla de patatas
  • 2 dientes de ajo
  • 1/4 de cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • Unas hebras de azafrán o colorante alimenticio
  • Un poquito de aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Sal
  • Pimienta negra.

MODO DE HACERLO:
  • En una sartén doramos los ajos en láminas y la cebolla en trocitos pequeños junto con el laurel. Cuando todo esté bien pochado lo echamos en el vaso de la batidora, menos el laurel y el aceite, añadimos un poco de agua y lo batimos muy fino.
  • En una rustidera del tamaño de la tortilla colocamos esta, bien entera o bien en porciones, agregamos el laurel y el batido anterior, sal pimentamos y le echamos o hebras de azafrán o colorante alimenticio. Cubrimos con agua y dejamos hervir a fuego medio una media hora o hasta que se consuma un poco el caldo.
  • Apartamos y ¡¡YA ESTÁ LISTA PARA COMER!! cuidado con quemarse que guarda mucho el calor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...