Mostrando entradas con la etiqueta fruta. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fruta. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de julio de 2014

SORBETE DE PIÑA

Perdonar si no os visitamos frecuentemente, pero estamos de vacaciones en el camping Doñana playa y aquí dependemos de la tarifa de datos de los móviles que la compartimos con el portátil y que a veces no va todo lo bien que deseamos.
Hoy os traemos un sorbete refrescante y apropiado para la operación biquini, pues es bajo en calorías.




INGREDIENTES:

  • Una lata grande de piña en su jugo
  • 600 g de hielo o agua según el método que usemos.

MODO DE HACERLO:
Método tradicional con heladera:
  • Tenemos que tener el recipiente de la heladera congelado.

  • Ponemos en el vaso de la batidora las rodajas de piña en trozos y el jugo de la piña. Lo trituramos muy bien.
  • Vertemos en un bol, añadimos el agua y mezclamos.
  • Tapamos el bol con un film trasparente y metemos en el frigorífico un par de horas.
  • Sacamos el recipiente de la heladora del congelador y montamos la heladera y la ponemos en funcionamiento.
  • Vertemos la mezcla del bol en la heladera y dejamos que cuaje el sorbete.
  • Servimos en copas o vasos y ¡¡YA ESTÁ LISTO PARA TOMAR!!
Si no tenemos heladera:

  • El proceso es el mismo pero metemos el batido a congelar y cuando esté casi congelado lo sacamos y le pasamos la batidora, lo volvemos a meter a congelar y repetimos el proceso dos o tres veces, cuidando que no se congele del todo.
Con la Thermomix:
  • Troceamos las rodajas de piña, tapamos y reservamos.
  • Vertemos el jugo de la piña en un recipiente de hacer cubitos de hielo y lo metemos al congelador hasta que se cuajen.
  • En el vaso echamos los trozos de piña, los cubitos de hielo que hemos hecho con el jugo de la piña ponemos a cero la báscula y pesamos los 600 g de hielo.
  • Cerramos la Thermomix y trituramos 1 minuto a velocidad progresiva de 5 a 10, por el agujero metemos la espátula para ir empujando hacia abajo el sorbete a medida que suba y así quede uniforme el sorbete.
  • Servimos inmediatamente en copas o vaso y ¡¡YA ESTÁ LISTO PARA TOMAR!!
Si no se consume inmediatamente se puede conservar en un tupper en el congelador y lo sacaremos unos 20 minutos antes de consumir.


lunes, 23 de junio de 2014

MOUSSE DE FRESAS

Ante todo comentaros que hemos estado todo el fin de semana incomunicadas sin internet hasta ahora mismo que nos han solucionado el problema, por lo que no os hemos podido visitar a ver que cosas ricas nos enseñabais, pero no os preocupéis que ahora pasaremos por vuestros blog y nos pondremos al día.

Bueno seguimos recogiendo fresas del huerto y esta vez hemos variado la forma de prepararlas, las hemos hecho en mousse y la verdad que estaba bien rico.




INGREDIENTES:
  • 500 g de fresas
  • 200 g de azúcar
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 200 ml de nata para montar fría
  • 4 claras de huevo
  • Una pizca de sal

MODO DE HACERLO:
  • Lavamos las fresas y les quitamos las hojas verdes.

Modo tradicional:

  • Ponemos a hidratar la gelatina en un plato con agua fría durante 5 minutos.
  • Escurrimos la gelatina, la colocamos en un cuenco apto para el microondas, la calentamos a 450 watios unos 30 segundos, movemos con una cucharilla para ver que está disuelta.
  • Echamos las fresas en el vaso de la batidora junto con el azúcar y las batimos.
  • Agregamos la gelatina y batimos unos segundos más.
  • En un bol frío, para ello lo meteremos en el congelador un rato antes de empezar a hacer la mousse, vertemos la nata y la montamos con una batidora de varillas hasta que se formen dibujos y no se deshagan.
  • En un bol grande batimos las claras de huevo, con una pizca de sal, a punto de nieve firme.
  • Ahora vamos a mezclar la nata con el batido de fresas y para ello echamos en un bol el batido y le añadimos poco a poco la nata y la vamos mezclando con un tenedor con movimientos lentos y envolventes.
  • Cuando tengamos toda la nata mezclada con el batido de fresa y azúcar vertemos poco a poco esta mezcla sobre las claras de huevo a punto de nieve y hacemos la misma operación que antes, lo mezclamos con un tenedor o una varilla de batir con movimientos lentos y envolventes con cuidado que no se bajen las claras.
  • Distribuimos la mousse en copas o vasos, tapamos y metemos en el frigorífico unas cuantas horas, mejor de un día para otro.
  • A la hora de servir, sacamos del frigo, destapamos y ¡¡YA ESTÁ LISTO PARA COMER!!
Con Thermomix:
  • Ponemos a hidratar la gelatina en un plato con agua fría durante 5 minutos.
  • Colocamos la mariposa sobre las cuchillas, vertemos la nata y batimos a 3,5 de velocidad vigilando por el bocal hasta que esté montada la nata.
  • Vertemos la nata en un cuenco y reservamos.
  • Echamos en el vaso, sin lavar, las fresas y el azúcar, trituramos a velocidad 5 unos segundos.
  • Escurrimos la gelatina, la colocamos en un cuenco apto para el microondas, la calentamos a 450 watios unos 30 segundos, movemos con una cucharilla para ver que está disuelta.
  • Agregamos la gelatina al batido de fresas y batimos unos segundos más a velocidad 5.
  • Echamos el batido en un cuenco y reservamos.
  • Si solo tenemos un vaso de Thermomix es el momento de lavarlo y secárlo en condiciones.
  • Montamos la mariposa limpia y seca sobre las cuchillas, echamos las claras de huevo y la pizca de sal. Programamos 4 minutos a velocidad 3,5.
  • Colocamos las claras montadas en un bol bastante grande para contener la mezcla de todos los ingredientes.
  • Ahora vamos a mezclar la nata con el batido de fresas y para ello echamos en un bol el batido y le añadimos poco a poco la nata y la vamos mezclando con un tenedor con movimientos lentos y envolventes.
  • Cuando tengamos toda la nata mezclada con el batido de fresa y azúcar vertemos poco a poco esta mezcla sobre las claras de huevo a punto de nieve y hacemos la misma operación que antes, lo mezclamos con un tenedor o una varilla de batir con movimientos lentos y envolventes con cuidado que no se bajen las claras.
  • Distribuimos la mousse en copas o vasos, tapamos y metemos en el frigorífico unas cuantas horas, mejor de un día para otro.
  • A la hora de servir, sacamos del frigo, destapamos y ¡¡YA ESTÁ LISTO PARA COMER!!

miércoles, 18 de junio de 2014

MERMELADA DE FRAMBUESAS

Con las frambuesas que me trajo mi compañera Pilar Muñoz, de Jaraíz de la Vera, a parte de la tarta de frambuesas, hicimos esta mermelada de frambuesas que otro día os contaremos para qué la usamos, a parte de para las tostadas del desayuno.  






INGREDIENTES:
  • 1 kg de frambuesas
  • 750 g de azúcar
  • 1/4 manzana con piel, gelatina o pectina (a nosotras nos gusta la manzana)
  • Zumo de medio limón

MODO DE HACERLO:

  • Lavamos las frambuesas, las escurrimos en un colador grande y las colocamos sobre papel absorbente con el agujero hacia abajo para que expulsen el agua.
Modo tradicional:
  • En una cazuela colocamos las frambuesas con el azúcar y la 1/4 manzana que es un espesante natural y lo ponemos a fuego medio removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
  • Al cabo de unos 40 minutos añadimos el zumo de limón y dejamos cocer removiendo de vez en cuando.
  • Para saber cuando la mermelada está en su punto podemos hacer dos cosas, o bien ponemos un poco de mermelada en un plato frío, la dejamos enfriar y si al pasar el dedo por encima se forman arrugas, es que ya está.
  • O bien, otra manera de saberlo es echar dos porciones de mermelada en un plato, un poco separadas, si no se juntan es que ya está.
  • Cuando la mermelada tenga la consistencia deseada, la apartamos del fuego, quitamos la manzana y la trituramos con la batidora, a menos que nos guste con tropezones que en tal caso la dejaremos como está.
  • Cuando se enfríe ¡YA ESTÁ LISTA PARA COMER!!!!
Con la Thermomix:
  • Echamos en el vaso las frambuesas junto con el azúcar y programamos 45 minutos a 100º velocidad 2, sin el cubilete puesto y con el cestillo del revé para evitar salpicaduras.
  • Estaremos pendiente al principio por si sale espuma y rebosa, entonces apagamos un momento y luego encendemos.
  • Cuando queden 5 minutos para terminar incorporamos el zumo de limón.
  • Cuando esté hecha podemos triturarla unos segundos a velocidad 5.
  • Si no ha espesado lo suficiente podremos usar peptina en dosis según el fabricante o tres hojas de gelatina neutra que habremos tenido hidratando antes.
  • Vertemos en los recipientes donde vayamos a conservarla, dejamos enfriar y ¡¡YA ESTÁ LISTA PARA TOMAR!!
  • Esta mermelada la podemos conservar durante meses en botes de cristal (pinchar aquí) o bien la podemos congelar en tupper.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...